martes, 18 de noviembre de 2014

Freno al ruido

http://www.elmundo.es/andalucia/2014/11/18/546af7b0268e3ec2238b456c.html

MANUEL MARTÍN MARTÍN

Actualizado: 18/11/2014 08:39 horas

DESPUÉS DE la controversia suscitada estos meses atrás por cómo regular la protección del medio ambiente urbano frente a todo lo que ocasiona molestia, daño o riesgo a las personas, por fin, desde que fuera publicada el pasado día 29 en el Boletín Oficial de la Provincia, tenemos para su aplicación la Ordenanza Municipal contra la contaminación acústica, ruidos y vibraciones.

Esta norma deroga la redactada en 2001 con sus subsiguientes cambios, pero el texto, de entrada, hace una evaluación cuando menos llamativa, por cuanto «la valoración, tras casi tres lustros de vigencia, es en general positiva, teniendo en cuenta los logros obtenidos en su aplicación durante ese período temporal», algo que es cuestionable, salvo que el texto se haya redactado en el Aljarafe.

Lógico es admitir que conciliar las demandas de las plataformas vecinales con los intereses de los hosteleros y el plan de acción (o inacción) de la Policía Local, a la que le turba reducir la contaminación acústica en las Zonas Acústicamente Saturadas (ZAS), era asunto complejo, pero reducir la norma al juego del dominó y los dados o a comer de pie en la ventana mostrador del camarero, es una frivolidad que oculta lo que al sevillano importa: ¿La ordenanza protege o no el legítimo derecho al descanso?

Ahí está el quid de la cuestión. El gobierno municipal dice que mejora la orden anterior en muchos aspectos, pero la empeora en dos fundamentales, como son el no incluir a los veladores como emisores de ruido y el permitir que los bares con música y/o discotecas puedan colindar con las viviendas, por lo que si cunde el desánimo es porque el ciudadano colige que si su derecho al pataleo sucumbe ante el poder económico, es porque el Ayuntamiento antepone la productividad a la conciliación, la proactividad a la protección del medio ambiente.

Se objetará que la Policía Local tiene más autoridad para sancionar la 'botellona' y cerrar aquellos establecimientos que provocan molestias a los vecinos, o que ya se podrá retirar el sonómetro de la mesita de noche, pero la ordenanza no regula el ruido provocado por los veladores. La norma entra en vigor el próximo domingo, y si la vida descansada es transformar la agonía del griterío en el sonido sin nadie, es difícil dormir cuando la ordenanza no calla.

laazagaya@gmail.com

lunes, 17 de noviembre de 2014

Cáceres:Condenan al alcalde de Madroñera a 7 años de inhabilitación por prevaricación: no actuar ante las quejas de los vecinos por el ruido de los locales de ocio

· 
CACERES

17 noviembre 2014 15:49





La Audiencia Provincial de Cáceres ha condenado al alcalde del municipio cacereño de Madroñera, Enrique González(SIEX), a siete años de inhabilitación para cargo público por no actuar ante las quejas de vecinos por el ruido en locales de ocio.
NOTICIA RELACIONADA
La Audiencia,estima el recurso presentado por el Ministerio Fiscal y revoca el fallo absolutorio, condenándole también al pago de las costas.
La Sala indica que desde el año 2000 diversos vecinos de Madroñera formularon "reiteradas denuncias, protestas o quejas" por el "incumplimiento reiterado de los horarios de apertura y cierre de los locales de ocio".
Las denuncias fueron interpuestas ante la Guardia Civil, Policía Local, Juez de Paz e incluso el propio ayuntamiento contra tres locales.
"No consta, sin embargo, que se hubiera acordado la apertura de expediente municipal alguno ni se acordase la realización de medición de ruidos para comprobar lo que estaba siendo reiteradamente denunciado por los vecinos", indica la sentencia.
La Sala señala que la competencia sancionadora en materia de ruidos corresponde a la alcaldía del ayuntamiento y que desde "2002 hasta el 13 de abril de 2011 se incoaron hasta 15 expedientes sancionadores contra uno de los establecimientos.
Asimismo, apunta que hasta julio de 2001 no se ordenó la medición de uno de los locales, dejando sin medir el resto.

La sentencia es firme y contra la misma no cabe recurso

sábado, 15 de noviembre de 2014

No esperábamos menos...La Policía Local se abona a Movistar

"Sevilla no se merece un alcalde que les mienta" palabras del Sr.Zoido mientras estaba en la oposición ¿ahora que? Se mofa de los sevillanos. Que se aplique el cuento.

El nuevo teléfono 092 sólo está disponible si se marca desde una línea operada por Movistar Si alguien llama con otra compañía se deriva al 112

FERNANDO PÉREZ ÁVILA | ACTUALIZADO 15.11.2014 - 05:03
zoom

El alcalde saluda a un agente de la unidad de Transmisiones, el pasado lunes.

Share
El 092 lleva camino de convertirse en un nuevo episodio de la cada vez más larga lista de anuncios surrealistas relacionados con la Policía Local de Sevilla en los últimos años. En ella figuran aquellos calabozos de la Feria que en realidad eran unos aseos y se abrían por dentro, aquella unidad ciclista que sólo tenía una bicicleta, aquel coche ponemultas que no era capaz de distinguir una matrícula de otra, aquel garaje que se presentó como una galería de tiro dos años antes de que lo fuera o aquel solar con columpios de Bellavista sobre los que algún día habrá una comisaría, por poner algunos ejemplos. 

Casi igual de chapucero es que al número de teléfono que el Ayuntamiento de Sevilla acaba de recuperar para la Policía Local, el 092, sólo se pueda llamar desde un teléfono operado por Movistar. Si se marcan estos tres dígitos desde un terminal de cualquier otra compañía, se activa automáticamente un desvío de la línea hacia el teléfono de emergencias de la Junta 112. Precisamente por las quejas de los policías sobre el funcionamiento del 112 decidió el Ayuntamiento rescatar el 092, en una decisión que ha generado una nueva polémica, una más, entre la administración local y regional. 

El gobierno local informó la pasada semana de que 16 agentes municipales han recibido formación antes de activar el 092, que se ha ampliado el personal de la unidad de Transmisiones para poder atender todas las llamadas recibidas por la sala, y que el alcalde, Juan Ignacio Zoido, visitó el lunes el centro de control para saludar personalmente a los agentes porque el 092 fue uno de sus compromisos adquiridos con los policías. 

También que en las primeras horas se recibieron 13 llamadas. Faltó apuntar la coletilla de que todas eran de líneas de Movistar. Este periódico hizo este viernes la prueba y llamó al 092 desde un teléfono de la compañía Orange. Quien respondió fue un operador del 112. El interlocutor dijo que había llamado al 092 y que quería hablar con la Policía Local. "En Sevilla capital tenemos el teléfono derivado al 112", fue la respuesta que obtuvo.

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Cargos públicos que ignoren al Defensor podrían ser inhabilitados

ANDALUCÍA / SOCIEDAD

J.C. / SEVILLA

Día 12/11/2014 - 19.53h

La institución propone endurecer las medidas para obligar a que se cumplan sus resoluciones

MILÁN HERCE

Jesús Maeztu, flanqueado por directivos del restaurante La Raza

El Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, es partidario de endurecer las medidas para obligar a las administraciones públicas a que atiendan las resoluciones de la institución, hasta el pundo de que aquellos cargos públicos que persistan en su actitud de desobediencia podrían ser inhabilitados.

De cara a una futura reforma legislativa, el Defensor del Pueblo no solo remitirá a la Fiscalía los casos de falta de respuesta a las peticiones de información, como ocurre en la actualidad, sino que también trasladará al Ministerio Público los episodios en los que un organismo no ejecute sus peticiones e incurra en un «delito de desobediencia».

Maeztu, que ha intervenido esta tarde en un almuerzo informativo en Sevilla, ha puesto especial énfasis en los problemas derivados de la crisis económica, que en su opinión se ha traducido en un «desmantelamiento del Estado del Bienestar», con un aumento progresivo de familias sin apenas ingresos.

El Defensor del Pueblo ha considerado sumamente grave el problema del ruido nocturno en las ciudades, producto en gran medida de la inactividad de los ayuntamientos, que no activan las medidas de control que serían necesarias, y debido a también a una «cierta connivencia» con los infractores.

lunes, 10 de noviembre de 2014

Navarra: Pamplona,Vecinos del Casco Viejo inician una recogida de firmas contra el aumento de bares y del ruido

AGRUPADOS RECIENTEMENTE EN UN GRUPO DE TRABAJO

Piden que no se conceda “ni una licencia de apertura más de hostelería” en esta zona
MARIVI SALVO | MIKEL SAIZ - Lunes, 20 de Octubre de 2014 - Actualizado a las 06:08h.

Carteles colgados en la plaza de Navarrería, de la campaña de la Asociación de Vecinos contra el ruido.
PAMPLONA - Vecinos del Casco Viejo, agrupados recientemente en un grupo de trabajo, han iniciado una recogida de firmas entre los portales de las calles más afectadas por los problemas que el incremento de bares en determinadas zonas, y por ende, el aumento de ruido y de suciedad, les está originando en los últimos tiempos.

En concreto, se van a colgar circulares en los portales, en zonas como Navarrería, Comedias, Estafeta, etc. En la misma van a solicitar que se sumen aquellos residentes “afectados por la problemática que nos une”. En dicha circular, los vecinos señalan que “la sobresaturación de bares y de ruidos nocturnos está perturbando nuestra salud personal, pero también la salud pública y social del Casco Viejo”. Así, indican que está situación les está generando diversos problemas: “El ruido, las molestias nocturnas, la aglomeración de gente hasta altas horas de la madrugada, la acumulación de basuras y los desperfectos tras las noches de marcha” vienen produciendo “un grave daño social en determinadas calles saturadas de bares”. A su juicio, es el momento de que esta dinámica cese y sea “abordada por el Ayuntamiento, como responsable de la salud pública de la ciudadanía”. En este sentido, destacan que en el Casco Viejo, con una importante población de avanzada edad, “cientos de personas mayores viven en estas calles con serias patologías de salud provocadas por este fenómeno que creemos debe cesar de inmediato”. Por último, opinan que “creemos que este Casco Viejo requiere una revisión de los modelos de desarrollo y dinamización, más allá de la desmesurada apertura de bares”. Según datos del área de Comercio, en el último año han abierto 21 nuevos locales.

Ante ello, los vecinos piden en la circular “que no se conceda ni una licencia más de hostelería en el casco Viejo, y de derogue la ordenanza que lo permite”, que se “revisen de forma urgente “todas las licencias otorgadas”, que “no se permita el botellón”, y que se “delimite de forma clara el espacio de terrazas de los establecimientos hosteleros

Semáforos contra el ruido en los colegios. El sitio por dónde empezar la sensibilización medioambiental, la restauración de valores de convivencia




El comedor de la escuela pública de Kanpazar, en Portugalete, utiliza este semáforo con los alumnos de Infantil.
El comedor de la escuela pública de Kanpazar, en Portugalete, utiliza este semáforo con los alumnos de Infantil. / FERNANDO GÓMEZ

  • Una veintena de centros vascos instalan estos dispositivos para controlar el griterío de los alumnos. Escuelas e ikastolas que utilizan este novedoso sistema registran a diario más de 85 decibelios, que suponen ya un riesgo para la salud


El ruido que hacen los alumnos es un problema de difícil solución en los colegios. Y una queja habitual de los profesores, que pagan la factura del griterío de los escolares con afonías, fatiga y estrés. No les falta razón. Una de las mediciones que se han hecho en un centro de enseñanza vasco tuvo un pico de 100 decibelios. Ese nivel de ruido es similar al que hace una banda de rock en pleno concierto y se aproxima al de un martillo neumático trabajando en la calle. Los 85 decibelios se alcanzan a diario en los colegios, un umbral que se considera ya un riesgo para la salud de los trabajadores y exigiría llevar tapones. En el País Vasco, 25 centros de enseñanza han instalado semáforos para poner freno al exceso de ruido. El Gobierno Vasco adquirirá una docena de estos dispositivos con el fin de distribuirlos entre la escuelas más afectadas
El uso de semáforos ha permitido a estos colegios detectar los espacios en los que se sufre picos de ruido. Y todos coinciden en que hay un punto negro común, un lugar en el que los escolares gritan más: el comedor escolar. Ya hay monitoras que trabajan con tapones porque el alboroto de los niños se hace insoportable y varias empresas de catering han adquirido estos dispositivos para usarlos cuando sirven los menús.
«La mayoría de los centros los han colocado en los comedores», explica Leire Atxa, que ha importado esta tecnología de Estados Unidos, un invento que se emplea desde hace años con éxito en los centros educativos de Finlandia. Escuelas e ikastolas que disponen de esta tecnología para controlar el ruido también usan los semáforos en otros espacios que suelen concentrar el griterío escolar: gimnasios y patios cubiertos o ludotecas. «Hace poco me llamaron de un instituto vizcaíno para interesarse por los semáforos porque el profesor de Educación Física sufría continuos dolores de cabeza por el ruido que soportaba en el gimnasio cubierto», relata Atxa.

Los semáforos disponen de un sensor que marca los decibelios. El límite para el verde, amarillo o rojo lo fija el usuario. «Lo habitual es que los colegios marquen el rojo en 80-85, considerado el tope para que se convierta en un riesgo para la salud», añade Atxa, aunque el objetivo saludable sería «no superar los 60». Cuando el semáforo se pone rojo, pita o emite algún mensaje grabado para alertar a los alumnos de que han superado el tope de decibelios, algo que sucede en numerosas ocasiones. No en vano los problemas en las cuerdas vocales -por elevar la voz en clase a diario- es la única enfermedad laboral reconocida a los docentes y causa cientos de bajas cada curso.
De 6 a 8 años, más ruidosos
El colegio público Kanpazar de Portugalete es uno de los que ha decidido poner freno al ruido por medio de estos novedosos dispositivos. Estaban preocupados. La dirección llegó a avisar a los técnicos de Osalan para que comprobaran si el exceso de decibelios en los comedores afectaba ya a la salud de los trabajadores y si había alguna obra de insonorización que se podría hacer para reducir el impacto acústico de los chavales. Al final, optaron por comprar tres semáforos para instalarlos en los comedores escolares, a los que acuden a diario más de 600 niños.

No puede haber ruidos ilimitados